La mañana del domingo amenaza con lluvia. De todas maneras se puede ver claramente, cuando estamos parados en Plaza Francia, el “Cuidado con la cabeza” de Bernardí Roig.

Expuesto en la fachada lateral del edificio del CCRecoleta, el cartel gigantesco reza esta frase punzante y llamativa. Todo esto en el marco de la BienalSur que empezó el viernes 1 de setiembre en Buenos Aires.

Apagado de día y prendido de noche, la obra de Bernardí Roig suele estar colocada sobre edificios que exponen obras de arte. El arte se expone dentro y la idea es poner atención sobre cómo queda la cabez después de ver la obra.

Roig le habla directamente al espectador: advertencia de estar sometido a algo después de la visión.

La referencia al mito de Diana y Acteón, en “La Metamorfosis” de Ovidio analizado luego por Pierre Klossowski en “El baño de Diana” tiene que ver con eso: Acteón es castigado por descubrir la desnudez de Artemisa y es devorado por una jauría de perros.

En Buenos Aires, el montaje del cartel de Roig se presenta ciertamente ambigüo, jugando más visulamente con la escultura del balcón del Buenos Aires Design (y su cabeza) que con el Centro Cultural Recoleta.

En todo caso, esta invitación a “mirar, abrir los ojos y apartar el ramaje es un acto heroico que se paga; que se paga con la cabeza, en la que puede haber peligro de boquete” tal como lo plantea el artista español que ya tuvo su muestra en Muntref el año pasado, es sugestiva y transforma el espacio del barrio, intervenido por otras obras en esta bienal de las que iremos hablando en próximas notas.

Mirá también la nota sobre Bernardi Roig y su muestra en Muntref durante el 2016

Licenciada en Artes de la Universidad de Buenos Aires. Decana de la Facultad de Artes de UMSA. Directora de Leedor.com. Forma parte de Fundacion Cineteca Vida.

Licenciada en Artes de la Universidad de Buenos Aires. Decana de la Facultad de Artes de UMSA. Directora de Leedor.com. Forma parte de Fundacion Cineteca Vida.